ELLA NO SOPORTABA EL DOLOR EN SUS SENOS, CON ESTE REMEDIO LO ELIMINÓ

Debido a la producción de leche materna, muchas mujeres sufren dolor y un sin número de incomodidades durante el período de lactancia, esto se debe al crecimiento o hinchazón de sus senos por la acumulación de leche materna; sin embargo, lo que muchas desconocen es con un elemento natural que normalmente tenemos en nuestras casas o que podemos conseguir fácilmente en el supermercado o tienda de abarrotes, es posible aliviar estos malestares.

La lechuga, es una planta de tipo herbácea que se da en lugares con temperaturas semitempladas. Habitualmente se consume como parte de ensaladas (sin cocinar) u otros platos. Algunas variedades, sobre todo las de origen oriental, poseen una estructura más fuerte y por ello se consumen cocidas.

Valor nutritivo de la lechuga

La lechuga tiene un valor nutritivo muy bajo, está compuesta entre un 90 y 95% de agua. Contiene vitaminas A, C, E, B1, B2, B3, B9 y K; minerales: fósforo, hierro, calcio, potasio y aminoácidos. También es rica en antioxidantes. Las hojas que poseen mayor contenido de hierro y vitamina C, son las externas y de mayor verdor.

Propiedades anti-inflamatorias

Esta verdura tiene entre muchas otras propiedades, la facultad de reducir la hinchazón y las molestias propias del período de lactancia. La lechuga en estos casos hace las veces de agua fría. Algunas investigaciones médicas recientes han indicado que esta cuenta con características anti-inflamatorias y que puede reducir el dolor si se coloca directamente sobre los senos.

Lechuga sobre los senos

La lechuga debe mantenerse fresca al realizar este procedimiento para que surta el efecto deseado y disminuir la sensación de pesar al sostener la leche materna. Para evitar posibles infecciones o problemas de salud con el bebé, la verdura previamente a ser colocada debe ser lavada y desinfectada, para así evitar riesgos para la salud del bebé.

Ingredientes para desinfectarla:

  • Sal yodada
  • Agua
  • Hielo

¿Cómo se desinfecta?

  1. Se coloca la lechuga en un recipiente o “bowl”.
  2. En otro recipiente se vierte agua suficiente como para cubrir la lechuga.
  3. Al agua le agregamos media cucharadita de sal yodada y disolvemos.
  4. Agregamos hielo al agua suficiente como para refrescar luego la lechuga.
  5. Introducimos la lechuga en el agua, la revolvemos un poco y dejamos reposar por tres minutos.

Lechuga desinfectada

Cuando desaparecen los malestares, es menester suspender el tratamiento.

Luego de realizado este proceso, la lechuga estará lista para ser utilizada como anti-inflamatorio natural sobre los pechos, ya no necesitarás más medicamentos para estos fines y podrás realizarlo en casa de una forma cómoda.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *