REMEDIO DEFINITIVO PARA EL HIPO, COMPROBADO

¿Has probado infinidad de remedios para el hipo y ninguno ha funcionado?, tu búsqueda ha llegado a su fin. Los médicos a nivel mundial han tratado de encontrar una cura definitiva por años, pero pasan por alto algunos remedios que están a nuestro alcance en nuestros hogares. A continuación, te tenemos una lista de remedios caseros comprobados para detener el hipo.

Antes de conocer estos remedios, es bueno tener claro algunos conceptos. Conocemos con el nombre de hipo a un espasmo, repetitivo y no voluntario del diafragma y los músculos situados entre las costillas. El diafragma es controlado por el nervio frénico, que al enviar impulsos anómalos provoca un cierre brusco del diafragma, ocasionando una inspiración repentina de aire a la que conocemos como hipo.

Su causa no es totalmente conocida y ha sido origen de debate entre la comunidad médica internacional, algunos estudios sostienen que este fenómeno tiene un origen evolutivo como un reflejo de algunos mamíferos para lograr la coordinación entre succionar leche materna y respirar al mismo tiempo. Otros sostienen que es un remanente evolutivo de respiración anfibia.

Remedios

No existe un consenso a nivel internacional sobre un método o conjunto de ellos que sea cien por ciento comprobado para interrumpir de manera definitiva el hipo. Aunque la mayoría de los casos suelen curarse por sí solos y no perdurar por mucho tiempo, en otras ocasiones puede llegar a resultar muy incómodo, es por esta razón que a continuación te hacemos algunas recomendaciones para detenerlo.

El método del trago de agua al revés.

Consiste en tomar una bocanada de agua sin tragarla, luego, estando de pie doblamos el cuerpo por la cintura hasta que la cabeza quede completamente boca abajo. Una vez alcanzamos esta posición entonces procedemos a tragar el agua que tenemos en la boca. Puede sonar complejo, pero vale la pena intentarlo, es uno de los remedios más sencillos y más efectivos hasta el momento, funciona en la gran mayoría de los casos. Compruébalo por ti mismo.

Otras recomendaciones:

  • Aguantar la respiración por espacio de 15 segundos.
  • No comer muy rápidamente
  • Estornudar
  • Oler alcohol
  • Toser
  • Asustar a la persona que padece de hipo
  • Tomar agua fría

En caso de que el hipo persista, se recomienda asistir al médico. Una vez allí los doctores podrían recurrir a métodos más profundos como un lavado estomacal, un masaje o estimulación al seno carotideo, nervio frénico, dilatación del esófago o la indicación de algunos medicamentos.

Es bueno recordar que, aunque en la mayoría de los casos el hipo es benigno, en otros casos puede estar siendo causado enfermedades más graves entre las cuales se pueden encontrar:

  • Reflujo gastroesofágico
  • Hernia hiatal
  • Mal de Parkinson
  • Neumonía
  • Derrame cerebral
  • Tumor cerebral
  • Daño local al sistema nervioso
  • Cáncer de esófago o de pulmón
  • Infarto
  • Meningitis
  • Diabetes
  • Fallo renal
  • Enfermedad del páncreas, hígado o estómago
  • Entre otras

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *